STICC - Informatica y Comunicaciones para PYMES Home > Artículos > Ver Artículo
27 de Junio de 2019
 
 
 
      - ¿Quienes somos?
      - ¿Cómo localizarnos?
      - Filosofía de trabajo
      - Productos
      - Servicios
      - Solicitar Presupuesto
      - Contactar con nosotros
      - Descargas
      - Foros
      - Encuestas
      - Artículos
      - Noticias
      - Enlaces de Interés
902 93 24 07

Página de Inicio
Añadir a Favoritos

STICC en su e-mail
  Suscribirse
 
Los códigos maliciosos más peligrosos de los últimos 20 años
En su vigésimo aniversario, la especialista en seguridad Panda decidió hacer un poco de historia referida a los virus que más estuvieron haciendo estragos en estos últimos veinte años

A algunos de ellos los podremos reconocer porque incluso aún están dando vueltas, como por ejemplo el Conficker. Pero a muchos de ellos, por no decir a la mayoría, quizás ni siquiera lo hayamos sentido nombrar ni estemos al tanto de su existencia.

Así que veamos que es lo que ha estado dando vueltas por las computadoras en estos últimos veinte años.

La lista comienza con el Viernes 13 o Jerusalén. Si, con ese nombre se conoció a un virus creado en 1988 en Israel. Se suponía que era por el aniversario número cuarenta del Estado Judío en Jerusalén. Actuaba los viernes 13, de ahí su primer nombre. Ese día, cada vez que se trataba de ejecutar algún programa en la PC, se borraba.

Otro es el Barrotes, de 1993. Actuaba el 5 de enero, sin importar en qué fecha se hubiese filtrado; digamos que se mantenía “dormido” hasta ese día. Entonces se activaba y sólo dejaba que se vieran en el monitor unas barras azules. Siguiendo con esta cuestión de llenar los monitores con agentes extraños, había uno que cuando infectaba la PC, hacía caer una lluvia de letras continua, como si se tratara de una cascada. De ahí su nombre Cascade o Falling Letters. Era de 1997.

Ahora veamos algunos que recurrían a la ingeniería social para filtrarse. El CIH o Chernobyl, de 1998, aludiendo al desastre que tuvo lugar en dicha ciudad unos años antes. El Melissa, de 1999, que utilizaba en el asunto frases como “Aquí está el mensaje que me pediste…”. Y también el ILoveYou o Loveletter, del año 2000, que tenía en el asunto la frase que le da nombre: I Love You. Este infectó a millones de computadoras en sólo unas semanas, incluso llegó a equipos de instituciones gubernamentales como el Pentágono.

Algunos más de los que resaltó Panda son el Nimda, de 2001, el que una vez que infectaba la PC, creaba privilegios de administrador para controlar el equipo. En el 2003, el que se destacó fue el SQLSlammer, el que llegó a infectar a casi medio millón de unidades. Ese mismo año apareció el Sobig, afectando a una cantidad también similar al anterior, con sus variables. Y refiriéndonos a las variables, estaba el Bagle
de 2004, que justamente fue uno de los más prolíficos respecto a la cantidad de variantes.

Cada vez más cerca de la actualidad, aparece el Netsky, de 2004, el que se filtraba a través de las vulnerabilidades de Internet Explorer. Y para ir cerrando esta lista, por lo menos para nosotros, tenemos al Conficker. Si, el que apareció a fines del 2008 pero sobre el que hemos escrito bastante este año.

Algunos datos para tener en cuenta, como curiosidad. Los primeros virus a los que nos referimos se transmitían a través de diskettes. Ni que hablar en esos momentos de las conexiones a Internet. De ahí a que no se proliferaran al mismo nivel que los de estos últimos años.

Otro tema es por qué se eligieron cada uno de estos virus: básicamente por la popularidad que lograron, a punto tal que se convirtieron en grandes epidemias en ese entonces.

Y para finalizar, veamos el motivo de su invención antes y después. En la primera época, se trataba de códigos maliciosos que buscaban arruinar las computadoras, como por ejemplo borrando programas. Vimos que los primeros se trataban básicamente de eso.

En cuanto a los últimos años, a lo que apuntan sus creadores es más que nada a hacer dinero. Sí, buscan que el código malicioso se instale en la máquina y luego les envíe información confidencial de la víctima como número de cuenta, claves personales, etc. Si bien no detallamos lo que hacía cada uno de los virus sobre los que hablamos, sabemos que en estos últimos tiempos esa es su finalidad principal.

 



Este artículo ha sido escrito por: Rompecadenas

(no hay comentarios)
Añadir Comentario
Puedes publicar comentarios sin registrarte. Pero si ya eres usuario registrado y no has iniciado sesión, incluye con tu comentario tus datos de inicio de sesión para que aparezca tu alias:
Usuario:
Contraseña:
Si no eres usuario registrado, por razones de seguridad es necesario que introduzcas aquí los caracteres que ves en la imagen:
e-Mail Alias
Fecha:29/08/2009
Tema:Seguridad
(0 votos)
Comentarios: 0
Puntuar Artículo
 
 
 
Aviso Legal  |  Política de Privacidad ® 2004 STICC soluciones